fbpx

¿Cuál es el origen de La Catrina?

¿Cuál es el origen de La Catrina?

Por más de 100 años, La Catrina persiste como icono de la muerte y revive en el espíritu de protesta ante la desigualdad y la injusticia

La Catrina es un icono de la cultura mexicana que, desde hace tiempo, es integrante de los elementos asociados al Día de Muertos, una de las tradiciones más importantes de este país. Sin embargo, su sentido principal no fue, en un inicio, el de servir a los propósitos de estas fechas. El origen de este personaje va más allá, incluso, se dice que está vinculado a la diosa azteca de la muerte, Mictecacihuatl.

Catrina

 

Gabriel Perez/Getty Images

Para comprender mejor el origen de La Catrina es preciso revisar un antecedente. De acuerdo con el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA), durante las administraciones de Benito Juárez, Sebastián Lerdo de Tejada y Porfirio Díaz, existía un recurso satírico basado en dibujos de cráneos y esqueletos, acompañados de textos que se mofaban de las clases privilegiadas y de la situación del país.

Este tipo de publicaciones eran, principalmente, dirigidas a periódicos conocidos como de “combate”. Entre los grabadores e ilustradores que sobresalieron por su trabajo, están Santiago Hernández,  Constantino Escalante, Manuel Manilla y, por su puesto, José Guadalupe Posada. Fue este último quien creo a la “La Calavera Garbancera” o, como se le conoce actualmente, La Catrina.

 

La Catrina: símbolo de muerte y sátira social

José Guadalupe Posada fue un ilustrador, grabador y caricaturista originario de  Aguascalientes, México. Su trabajo se distinguió por subrayar el carácter festivo de los mexicanos y por protestar en contra de las condiciones del país. Además, la obra de este artista retrataba las diferencias sociales que había durante el Porfiriato.

A lo largo de esta racha de trabajos que siguió la línea mencionada, José Guadalupe Posada creó, en 1912, a “La Calavera Garbancera”. La versión original de este personaje llegó a través de un grabado en metal. Otro dato importante sobre esta primera impresión es que dicha figura solo contaba con un sombrero. El resto de elementos de su atuendo fue algo que vino después.

 

La Catrina

Guadalupe Posada, vía Wikimedia Commons

El artista mexicano llamó  “La Calavera Garbancera” a esta obra porque era, en realidad, una burla hacia las personas que vendían garbanzos en el país. Según la Secretaria de Bienestar, esta gente, a pesar de contar con sangre indígena, buscaba dejar sus orígenes atrás con el fin de pretender ser vistos como europeos al vender esta semilla.

Dicho de otra manera, La Catrina tenía la función de satirizar a las mujeres que alcanzaban otro nivel socioeconómico y, que por ello, renegaban de sus orígenes para dar seguimiento a las modas europeas. Para muestra de esto, el sombrero, exagerado y lujoso, representa el deseo de esta calavera por ostentar una realidad distinta. Adicionalmente, están los moños detrás de las orejas, los cuales eran característicos de las empleadas domésticas.

Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central

La historia de La Catrina no podría estar completa sin Diego Rivera. El pintor y muralista mexicano dejó, entre sus obras más importantes, a  Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central. Este trabajo, que actualmente se expone en Museo Mural Diego Rivera, es un autorretrato del artista en el cual, éste se ve acompañado por diversos personajes emblemáticos de la historia de México.

Como se puede apreciar en la obra de 1947, en primera línea, está “La Calavera Garbancera”, la que fue bautizada después por el muralista como La Catrina. Un aporte más de Diego Rivera, al personaje, resultó ser la figura de cuerpo completo y, además, el resto de ropas que vestirían al icono cultural.

 

CONACULTA agrega que el nombre que recibió este personaje, gracias al muralista mexicano, viene de la  palabra “catrín”. Ésta era una forma para referirse a un hombre elegante y bien vestido, usualmente acompañado por una mujer de las mismas características. La anterior fue una imagen común de la aristocracia de finales del siglo XIX y principios del XX.

La Catrina

 

Gabriel Perez/Getty Images

Actualmente, La Catrina es uno de los símbolos del Día de Muertos. Su presencia es común en papel picado, en disfraces y en altares. La mayoría de la gente asocia a la figura con estas fechas tan importantes para la cultura mexicana. Sin embargo, vale recordar su sentido inicial y el trasfondo de su origen, ya que, hasta la fecha, “La Calavera Garbancera” es un recurso de protesta.

Fuente: NATIONAL GEOGRAPHIC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.